¿Qué queremos consumir?

Publicado: 14 febrero, 2012 en Uncategorized

Según la Academia Nacional de Periodismo de la República Argentina: “Cualquier aproximación al tema de la ética profesional del periodista desembocará en un intento fallido si no se sustenta sobre un diagnóstico preciso y certero de la situación que atraviesan hoy en el mundo, las actividades relacionadas con la comunicación social.

Los cambios producidos por el impacto de la revolución tecnológica han puesto en crisis el concepto comunicacional clásico, que concebía al periodismo como una profesión orientada a la emisión de mensajes unidireccionales.
En ese escenario tradicional, el periodista aparecía como el emisor de un valor (por ejemplo, una información o un comentario editorial) que el público receptaba y evaluaba –o no- de acuerdo con su propia capacidad crítica o de análisis.
La realidad a la que hoy nos enfrentamos tiene poco que ver con ese esquema comunicacional diáfano y lineal. Los cambios tecnológicos han provocado una explosión informativa que ha modificado sustancialmente el universo de la comunicación”.

A partir de esta definición, podemos replantearnos un sin fin de cuestiones, que si bien nos remontan a casos particulares y actuales, como las fotos de Jazmín de Grazia o del “Flaco” Spinetta, se vienen dando desde hace ya un tiempo. Qué con el avance tecnológico la información haya dejado de ser unidireccional para convertirse en multidereccional y masificarse masivamente y con gran rapidez, no implica que los principios básicos de quienes tienen el rol de comunicar sean alterados, ya que están directamente relacionados con la dignidad esencial del ser humano.

A la hora de analizar el caso en particular de Jazmín de Grazia, no hay que pasar por alto el público al que se dirige Crónica. Un medio que ya nos tiene acostumbrado al amarillismo y al morbo informativo, alimentado por  un gran consumo. Entonces me pregunto: ¿Qué es lo que quiere consumir la gente? Porque el diario del día en que aparecieron las fotos sin vida de la modelo, se agotó rápidamente.  Ni hablar de las visitas de estas fotos en Internet. Por lo tanto, uno puede elegir lo que quiere consumir, nadie nos obliga.  Queda a criterio de nosotros. Todavía existe libertad para poder elegir el tratamiento de la noticia de forma respetuosa y profesional.

Vivimos en un país en que la mayoría se queja pero a su vez consume este tipo de periodismo. Sólo es una elección el consumirlo o no. Seguramente las opiniones serán muy diversas y todas aceptables.

Sólo está en cada uno de nosotros elegir, del abanico que hoy nos ofrecen los distintos medios de comunicación, lo que queremos consumir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s